La comercialización del pistacho

La comercialización del pistacho

Hablemos de un tema que es crucial en el mundo del pistacho y es lo referente a la comercialización del pistacho. José Aguilar Cárdenas vio con gran beneplácito el esfuerzo del proyecto que montó su padre.

El proyecto según José Aguilar, se debía potenciar y dar el valor añadido que por lo general los productos que derivan del campo no logran. Se requiere aún establecer algunas pautas a seguir con el común objetivo de cara a los enormes niveles de producción que se avecinan en los próximos años.

Aspectos positivos de cara a la comercialización del pistacho

La comercialización del pistacho

Dentro del mercado del fruto seco, es importante destacar que el pistacho español es ahora ampliamente conocido, algo que hace 10 años apenas se conocía su origen. Cabe mencionar, que la demanda del fruto seco o pistacho español tiene una tendencia al alza, y la calidad cuenta.

Para Cárdenas, el pistacho español no sustituye actualmente a ningún otro origen, pero si existe una posición del fruto español para poder comercializarlo. Muchos países, de hecho, han aceptado el nivel de calidad del pistacho español y apuestan a ser dignos competidores de otros orígenes.

“El pistacho español está bien considerado, el que prueba pistacho español y luego prueba pistacho iraní y el americano, puede hacer una distinción”, resalta Contreras. En ese orden de ideas, los clientes le han especificado en su caso que a pesar de ser un pistacho excelente, no hay intenciones de volver a comprar pistachos de otro origen.

Más sobre la ponencia de Cárdenas

La comercialización del pistacho

Respecto a eso último, Aguilar Cárdenas considera que no se debe obligar al cliente, pues es el propio cliente quien decide. Basta con hacer un excelente trabajo para obtener una posición en el mercado y que sea precisamente el cliente quien elija.

En su ponencia, que se llevó a cabo a mitad de diciembre de 2023, ose Aguilar Cárdenas puso el ejemplo de cómo conviven distintas marcas de vino en el mercado. Pues argumentó que ningún vino llega a un supermercado para ocupar el puesto del otro. En ese caso, si se puede obtener un puesto en ese supermercado para poder competir con las demás marcas y eso es precisamente lo que ocurre con el pistacho, expresa el empresario.

El empresario considero que se debe coger lo positivo de los competidores y aprender a solo rechazar lo malo de ellos. Cárdenas es consciente de que actualmente el volumen de producción de pistachos en España, no permite ir más allá aún.

Considera también que en EEUU existen más productores que si están produciendo más pistacho que los productores españoles. Muchos clientes europeos, de hecho, han elegido seguir comprando 5.000, 6.000 hasta 7.000 toneladas de pistacho americano asi como otros cientos de pistachos iraníes.

“Hay que saber distinguir entre mercados globales y locales”

La comercialización del pistacho

Cabe destacar, además, que para el empresario es importante elegir entre mercados locales y mercados globales. El último es un mercado de volúmenes y de gráneles, que no se debe rechazar, pero si se llegase a producir en este momento en un supuesto de 500 kilos por 70.000 hectáreas, se deberían producir 35.000 toneladas de pistachos.

Cárdenas estima que si eso se estuviera produciendo ahora, no se sabría qué hacer con esa producción, pues no existe empresa con capacidad de procesar esa cantidad de pistacho. A su parecer, se estaría perdiendo el tiempo en tratar de confundir un mercado global con uno local. Así como en confundir una guerra de precios que si se le compara al día de hoy no tiene ningún sentido, estima Aguilar Cárdenas.

“Se deben sentar las bases en lo que llevan tiempo haciendo esto”

El empresario español, en su ponencia ha destacado que no se debe copiar como lo viene haciendo EEUU, pero si ha señalado que se deben sentar las bases en lo que llevan tiempo haciendo esto”.

En este sentido, agregó que se debe estudiar bien el modelo estadounidense, ya que ese modelo defiende su producto. Pero no solo eso, pues también defienden al agricultor y al procesador, y por último, defienden al comercializador.

Es allí donde debería sentarse una base de precios para cada uno, donde cada una de las partes tenga una ganancia. Para así poder seguir canalizando volúmenes altos, tal y como lo suele hacer por años los EEUU. Pues al comparar la gráfica de precios del país norteamericano de la última década, el precio del pistacho solo ha variado en un dólar.

Lo que equivale a ser algo muy muy positivo, Cárdenas aplaude el hecho de que este país marque un precio que siempre está entre los 6 y 7 euros. Algo que en España no se ha aclarado aún, e indica que se debe estar más claros en ese aspecto, es decir, donde vamos a vender, adonde vamos a llegar y cuál es el precio que se tiene que marcar realmente.

Te invitamos a leer: El pistacho pasó de ser una alternativa a ser una realidad

Referencia web

[https://www.youtube.com/watch?v=LSvmx7WVKTo&ab_channel=CSRLABORATORIO]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad